Un chófer mientras la cese del pasado mayo, en Madrid. Un taxista mientras la inactividad del pasado mayo, en Madrid. Kike Para

El departamento del taxímetro está en pie de guerra contra la competencia que entiende infiel de las empresas de vehículos de arriendo con conductor (VTC) tal Uber o Cabify. Se quejan de la desarrollo de licencias Vtc rompiendo el ratio justo de un concesión Vtc por cada treinta taxis semejante y tal establece la constitución actual. Pero al mismo ciclo, las asociaciones de taxistas defienden a decididamente el bloqueo de la cesión de nuevas licencias de taxímetro por parte de los ayuntamientos para evitar que se devalúen las suyas. La secuela de esa paralización es que desde hace más de veinte años el número de licencias de taxímetro permanece fijo en las setenta en todo el territorio nacional.

El último año no ha sido una excepción, incluso el número de licencias de taxi descendió ligeramente, al pasar de las 70.084 a las sesenta y nueve con noventa y siete en julio pasado, siendo la primera vez que se reducen por debajo de las setenta en más de 20 años, pese al agrandamiento estadístico y el crecimeinto económico, depende los últimos realidades del Instituto Nacional de Estadística recientemente publicados.

Los taxistas, cuyas principales organizaciones (Fedetaxi, Asociación Cracol, Antaxi, Elite Taxi y la Plataforma TNT) han requerido un paro nacional y una macromanifestación en Madrid para este miércoles, data veintinueve de noviembre, exigen al mismo años que se paralicen las licencias de Vtc y que no se concedan más del taxímetro, para que sus títulos no se devalúen.

La razón de esa demanda es la cura especulación que provoca la insignificancia de permisos y que hace que una licencia de taxímetro cuyo diligencia administrativo apenas cuesta quinientos euros se pague en el mercado negro o secundario por más de ciento cincuenta euros.

Los datos del Ine son inapelables a la duración de descollar el obstrucción en la contrata de licencias por parte de los ayuntamientos: En mil novecientos noventa y siete había 70.561 licencias de taxis, frente a las setenta con veintiocho de 2007 y las citadas sesenta y nueve con noventa y siete que existen en la actualidad. Especulación con las licencias

Es decir, que, tanto denunció la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el informe económico con el que apoyó la demanda ciervo la Audiencia Nacional contra el decreto de la Generalitat de Cataluña que regulaba las aplicaciones para reservar taxímetro, ha provocado que “a lo largo del espacio, las licencias de taxímetro, que en un mercado competitivo carecerían de valor, se han convertido en un diligente con una elevada provecho, superior a la de otro modelo de activos, tal los activos bursátiles”.

La Cnmc señaló que la permuta de una licencia en medio de particulares en Barcelona ascendía a ciento treinta y cuatro con doce euros en 2016, con realidades de las autoridades municipales. Esta limitación artificial ha provocado que el valor de una licencia en Barcelona se haya cuadruplicado en los últimos treinta años en ese mercado entre particulares.

“El valor de las licencias de taxímetro en el mercado secundario es la prueba más claro de las ganancia regulatorias de acaparamiento generadas por una orden restrictiva que limita la entrada, restringe la competencia en precios, calidad e invención, transfiere alquiler de la sociedad a los operadores establecidos en el mercado del taxímetro, y reduce el confort general”, señalaba en su informe el ordenador, al que los taxistas han declarado incluso la guerra.

La Cnmc defiende que ese oligopolio del taxímetro va en detrimento de la calidad del servicio, ahora que los usuarios del taxímetro tienen que  resignarse a alzar a vehículos con más de trescientos kilómetros, y existir al capricho del humor del chófer, frente a los coches impolutos de Uber o Cabify cuyos conductores pueden ser calificados a oblicuidad de Internet por los usuarios. Un servicio de taxi ejemplar en la poblacion de Castelldefels como taxi Castelldefels que hacen turno las 24 horas del día.